Hay casas quintas en nuestra ciudad que merecen ser visitadas y una de ellas es la Casa Quinta Zavalla, no sólo por su historia y su arquitectura sino también por ser uno de los pulmones que purifica el aire en nuestra zona.
El día 7 de octubre, Día del Patrimonio, los numerosos visitantes dejaron sus impresiones a la dueña de casa Raquel Zavalla, que los recibía junto a dos excelentes guías de la Casa de la Cultura: Irma Silvera y Julio Mana.
De los testimonios dejados trascribimos algunos:
«Es un honor haber visitado esta hermosa casa y está hermosa».
«Gracias por compartir este hermoso lugar».
«Una finca hermosa, representativa de un pasado pujante. Un placer conocerla».
«Muy lindo, todo hermoso, testimonio de una época».
«Muy conmovedor y atractivo lugar».
«Un lugar soñado. Muy explicativa y ameno recibimiento de su dueño y de parte de los guías».
«Hermosa casa, espléndida!!Felicidades eternamente. Primera vez que la visitamos y quedamos sorprendidos!!».
«Una tarde hermosa junto a la legendaria profesora Chichita Zavalla, divina persona. La casa hermosa, con aroma a flores y plantas, donde se respira calma y tranquilidad!!».
Muy agradecido por permitirme visitar su casa y su charla amena».
«Hermosa casa!! Muy bien cuidada. Muchas gracias profesora».

Compartir