Adolfo tiene 10 años de edad, padece el *Síndrome de Becker, una enfermedad neuromuscular que va atacando el sistema nervioso y muscular. Por este síndrome tiene que tratarse permanentemente con fisioterapia, ejercicios de higiene de columna e hidroterapia.
El principal costo son los diversos estudios para evaluar el avance y en qué etapa de la enfermedad se encuentra, que se realizan mayormente en instituciones privadas, como el Sanatorio Americano y una clínica privada en Pocitos, cuyos resultados se mandan a analizar al exterior del país, indica Fernando Hernández padre de Adolfo.
Actualmente se está realizando un tratamiento mixto, un tiempo en Teletón y otro tiempo en Comeca. La medicación que toma el niño es para controlar convulsiones, por un problema renal y para el control cardíaco, por su enfermedad, toda es brindada por Comeca. Estos tratamientos, si bien no curan la enfermedad, mejoran su calidad de vida, ya que son de carácter paliativo e intentan que el proceso de la enfermedad se detenga. Hoy camina prácticamente de forma normal, con alguna dificultad, por lo que se apunta a poder preservar su capacidad de desplazarse, agrega Fernando.
Se desconoce cómo se va a ir presentando el proceso de la enfermedad, si bien los médicos ya adelantaron que los empujes más grandes del síndrome de Becker se presentan en la adolescencia.
Adolfo acaba de pasar a 5º año de escuela, es muy activo, siempre tiene ganas de hacer cosas. Participa en el Coro Guadalupe, le encanta cantar y lo hace muy bien, ya ha actuado públicamente, de hecho sorprendió y emocionó en el evento realizado el pasado sábado en Santa Lucía, cuando abrió el espectáculo en el escenario.
Fernando agradece a todos los que hicieron posibles sacar adelante este evento, especialmente al Espacio Carlos Alfredo, a quienes lo pensaron, se sumaron y aceptaron acompañar con su arte, sea cual fuera, a tantos otros que se ofrecieron para estar y colaborar, dejando nuevamente en alto la gran solidaridad de Santa Lucía. También agradece a quienes acompañaron este beneficio, más allá de lo recaudado, para que haya sido una jornada maravillosa, llena de emociones. Fernando reitera su agradecimiento a la vida por estar rodeado de hermosas personas, que son su familia, sus compañeros de trabajo, sus amigos y hasta aquellas personas que no conocía, a las que a partir de ahora les debe gratitud. La vida siempre se encarga de mostrar que la felicidad son esos momentos que marcan y que impulsan para atravesar esos otros que no son tan buenos, reflexionó Fernando.
La familia manifiesta que esperan poder costear el tratamiento de Adolfo sin tener que recargar la solidaridad de la gente, debido a la cantidad de causas por las que hay que movilizarse. Hay personas que han solicitado alcancías para contribuir por Adolfo, además en Abitab se encuentra abierta la cuenta, es la Nº 82.366.
Cecilia Bayarres, compañera de trabajo de Fernando, agregó que cuando conocieron la enfermedad, de inmediato comenzaron a trabajar en equipo para ayudar a sacar adelante el tratamiento. Afirman que se van a estar tomando un pequeño impas para recomenzar con nuevos eventos de beneficio en marzo próximo. También agradeció la gran colaboración de personas y comerciantes, como la buena asistencia del evento del sábado en el Carlos Alfredo, al que catalogó de exitoso.
*Síndrome de Becker o distrofia muscular de Becker es un trastorno hereditario ligado al cromosoma X. Está caracterizado principalmente por una debilidad en los músculos proximales de los miembros inferiores.

Y.S.
Compartir