Se sigue trabajando en base a objetivos sanitarios como una de las principales metas a nivel nacional siendo una responsabilidad ética y moral del equipo de salud
La Gremial Médica de Canelones y Comeca, firmaron un acuerdo para establecer pautas de comportamiento de parte de los médicos hacia la empresa y los pacientes, de acuerdo a los lineamientos de la Comisión de Seguridad del Paciente del Ministerio de Salud (C.O.S.E.P.A).

Los integrantes del Comité de Seguridad del Paciente de Comeca, doctores Álvaro Mérida y Diego Castañola, indicaron que una atención de calidad requiere una atención segura. Agregaron que Comeca es pionera en seguridad del paciente, ya que esto se viene aplicando desde el 2008, antes de declararse el decreto ministerial en el país.
En la evolución de la seguridad del paciente, se ha demostrado que el tener un buen ambiente de trabajo logra un mejor resultado. Trabajando tranquilo, en un buen ambiente, con un trato de igual a igual, se cometen seguramente menos errores, reafirmaron. Esta comisión integrada por un grupo de trabajo, es una herramienta creada para que alguien que considera que no tuvo el tratamiento adecuado, lo pueda notificar.
Mérida y Castañola afirmaron que en la comisión se dedican a analizar todos los eventos denominados elementos adversos, fuera de los esperados, que pueden suceder durante la internación o tratamiento. Estos pueden ocurrir más frecuentemente de lo pensado en todo el mundo, donde se realice una atención compleja que a veces determina que no salgan las cosas como se esperaban. Cuando surgen estos elementos adversos, los pacientes tienen que ser tratados por otras causas que no eran por las que estaban internados o siendo asistidos. Al ser prácticamente imposible que estas cosas no pasen, porque son asistencias complejas, hechas por personas, es mejor registrar los eventos analizarlos y generar cambios en los procesos, buscando que no vuelvan a repetirse. Las adversidades pueden surgir por infecciones no esperadas, caídas de la cama, o por ejemplo, un medicamento que le corresponde a un paciente y se le de a otro. Estas cosas no sólo tiene repercusión sobre el paciente, también desde el punto de vista sanitario genera altos costos, especificaron los médicos. Por todo esto se busca una mejor atención, haciendo más eficientes los servicios y mejorando los aportes de todos los que trabajan en la asistencia. Precisamente, agregan que uno de los ejes más importantes del Comité de Seguridad del Paciente está en los errores de medicación cometidos, también internacionalmente, en los que si bien se ha trabajado mucho, siguen habiendo fallas, que se tratan de mitigar. Para este aprendizaje se pautan protocolos y nuevas formas de actuación. Cuando pasa alguna eventualidad, el personal sanitario tiene un sistema de notificación, luego los médicos investigan y analizan el proceso de asistencia, para ver qué hay que corregir, minimizando la posibilidad que vuelvan a ocurrir.
El Dr. Castañola afirmó que en Comeca hay unos 200 casos reportados por año, unos más severos, otros más leves, que son los más frecuentes en todos lados, como errores de medicación o comunicación. Dentro de estas pautas de comportamiento médico, se aconseja hablar, conversar amigablemente con los pacientes, a los que les pueda ocurrir algún elemento adverso, para que todo funcione mejor.
El coordinador de Cosepa del MSP, indicó que le era muy grato estar en Comeca Canelones porque siempre ha llevado un liderazgo en los temas referidos a seguridad del paciente.
Manifestó que por primera vez se habla de institucionalizar una cultura de calidad y seguridad a nivel de todas las instituciones de atención en la salud. Dentro de los grandes temas vinculados a la seguridad del paciente, las políticas de comportamiento son muy importantes para Ministerio de Salud, por lo que se ha insistido mucho en el trabajo con las instituciones. Se trata de que todo el equipo de salud se comprometa en generar un buen ambiente de trabajo y de colaboración. La seguridad del paciente y la seguridad laboral de los que trabajan en salud, es indivisible. Cuando las personas trabajan en un lugar apropiado, de buen trato, donde hay respeto, se trabaja bien, en equipo y se equivocan mucho menos, se reafirmó. El propósito es que en el caso de que haya una falta de respeto, un comportamiento no profesional, se visualice y se trabaje para corregirlo , remarcando que si en un ambiente de trabajo las cosas salen mal, el que se puede perjudicar es el paciente.
En el 2004 nace la alianza mundial en Seguridad del Paciente como punto de partida para que por primera vez los sistemas sanitarios mundiales se empezaran a mostrar equivocaciones. Como todo ámbito donde trabajan personas, pueden generarse errores, concluyendo que lo importante no es ocultarlos sino visibilizarlos para que no vuelvan a repetir. Uruguay comienza a integrar esta alianza mundial en el año 2006, a través de lo que fue el primer reto de seguridad, que fue la higiene de manos, que salva vidas. A partir de ahí, se ha seguido trabajando en cirugías seguras y en marzo último con el uso seguro de medicación, que significa casi un tercio de los errores que se cometen en la asistencia que son de tipo sistémico. Hay medicamentos que las industrias también los hacen parecidos, los envasan iguales, a veces están mal almacenados, donde se ve que siempre hay seres humanos que se terminan equivocando, todo lo que tiene que ser detectado antes de que ocurran. Cuando se plantean dudas sobre la administración de un medicamento, hay que preguntar, pacientes, enfermeros como los propios médicos. También aquí es importante el cambio cultural porque preguntar es una de las acciones más seguras que hay. Incluso, en lugares donde se puede trabajar con pacientes lúcidos, lo mejor es enseñarles cómo es la forma de aplicar la medicación. En oncología también se trabaja así porque el paciente ya sabe qué y cómo se le da la medicación y cuando ve algo distinto, lo puede expresar y tiene que preguntar.
En todo ámbito donde se asisten pacientes, siempre hay riesgos, obviamente con los agudos, en lugares donde se trabaja muy al límite, con mucho estrés y donde doblemente hay que tener estrategias para no cometer errores. Una nurse en una emergencia, con una carga de trabajo mediana, es interrumpida con preguntas cada un minuto, tanto la sobrecarga de horarios, la fatiga, el trabajo nocturno, son todos temas que se van intercalando para que tengamos todos que aunarnos para trabajar porque no sólo es la seguridad del paciente, también de seguridad laboral, porque van de la mano.
Los C.O.S.E.P.A vienen siendo muy difundidos a nivel nacional en los ámbitos público y privado.
El Ministerio está viendo no sólo que las instituciones tengan su Comisión de Seguridad fiscalizando cómo se trabaja y también en el apoyo del aprendizaje, ya que este es un tema nuevo en el país y en el mundo. Para poder empezar a encarar este tema hubo que capacitar a más de trescientas personas de las distintas instituciones, agregó. Esto significa, por sobre todo, un tema cultural muy importante porque ocurrido el error, la gente estaba acostumbrada a culpabilizar al que se equivocaba, sacarlo del lugar de trabajo y por ahí quedaba. Ahora se comienza a entender que el error no es de la persona que lo comete en última instancia, sino que tiene que profundizarse en encontrar las fallas del sistema. Ese cambio cultural es muy importante, no va contra la culpabilización sino a favor de que los errores son temas sistémicos, donde la responsabilidad no es de uno solo.
«El sistema sanitario es mucho más complejo que la cabina de un avión», ejemplificó el médico coordinador.
Y.S.

Compartir