Encuentro ante nuevo presidente de OSE. Entre varios temas
hay compromiso de estudiar cómo mitigar las crecientes del
Santa Lucía
El concejal Hugo Rodríguez, si bien se vio sorprendido por haberse
conocido públicamente una entrevista con el nuevo presidente de OSE
Ingeniero Raúl Montero, coincidió que hoy en día las redes sociales tienen
gran avidez por la comunicación rápida y por eso debe de haber
trascendido el encuentro.
Desde siempre nuestra costumbre ha sido ir por la información a las
propias fuentes, también, como siempre, encontramos al concejal dispuesto
a informarnos y como lo caracteriza provisto de una amplia
documentación, que guarda celosamente. Precisamente, le acercó a
Montero una carpeta con la copia de 42 fojas con documentos,
observaciones de varias fuentes desde hace años, artículos periodísticos,
solicitando al nuevo jerarca la posibilidad de irlo leyendo y ver la
posibilidad de rever algunos mecanismos.
Señaló textualmente: “El encuentro fue a modo de conversación y como el
asunto de las crecientes es tan sensible para nosotros en Santa Lucía, no
quise crear expectativas porque no sé cuál va a ser el resultado, pero el
nuevo presidente resultó ser muy conocedor de esta problemática y lo que
me contó de Durazno, su departamento, fue una misma película de lo que
nos pasa a nosotros”.
Asegura haber encontrado gran empatía con Montero, donde el Río Yí
sabe de inundaciones y de desnudar tantas familias al igual que el río Santa
Lucía en nuestra ciudad y alrededores.
Se manifestó esa gran similitud con todas las crecientes en pueblos
ribereños, con una puntual diferencia, que en Santa Lucía podrían
accionarse bien las represas para evitar desastres como lo ocurrido el año
pasado. Si bien hubieron y habrán crecientes, algunas más o menos
grandes, en 15 años no tuvieron esa magnitud y hasta el BHU concedía
créditos para edificar en zonas que hoy son inundables, quiere decir que
algo está pasando, cuestiona el concejal.
Agua que no has beber, déjala correr
Parafraseando el dicho popular, Rodríguez afirma tener muy claro que OSE
ha querido tener las reservas siempre llenas, para que en un eventual
problema de sequía no le faltara agua a Montevideo. Sin embargo, no
tendría mucho sentido en pleno invierno, cuando llueve muy a menudo. Su
razonamiento, por lo tanto, es en invierno tener la cuota de la represa de
Paso Severino en dos o tres metros para abajo en lugar de 36, 34 o 33

metros y no se tendría ningún problema en tener algo más vacía a la represa
de Canelón Grande. Indicó que en la última creciente de junio, OSE abrió
la represa de Aguas Corrientes cuando ya se estaba tapando el puente viejo
en Santa Lucía.
Apunta además, que actualmente hay herramientas para prever el
comportamiento del clima como ocurrió el año pasado, cuando se venía
anunciando un temporal de muchas lluvias desde hacía seis días.
Rodríguez indicó que esa misma documentación, con estudios, propuestas
e interrogantes, fueron presentadas al directorio anterior, quién había
decidido tener las reservas al tope. Cuando técnicos de OSE y de
DINAGUA dieron sus explicaciones ante la Comisión de Cuenca del Río
Santa Lucía, en Severino en septiembre del año pasado, aludieron sólo sus
razones y no respondieron interrogantes concretas, como por ejemplo el
metro por encima de la cuota en paso Severino.
La represa de Canelón Grande tiene 24 millones de metros cúbicos, la de
Paso Severino 70 millones, la de Aguas Corrientes tiene 90 millones de
metros cúbicos. Agregó que desde hace muchos años sigue estos temas,
para lo que siempre se ha asesorado.
Tendría que ser una seca realmente impresionante como para que no
hubiera agua en los ríos, aseveró. En el momento que más se gasta, son
700 metros en pleno enero, febrero, pero después se gasta sólo 350 o 400
metros cúbicos de agua, donde la planta se sobra en algunos momentos,
aunque en el verano le cueste un poco más. La cuenta es 25.000 metros
cúbicos por hora o sea 600 mil metros cúbicos por día, lo que puede
purificar Aguas Corrientes.
El Santa Lucía Chico, que viene de Florida, el problema que tuvo en la
creciente grande del año pasado es que en lugar de 70 millones de metros
cúbicos de agua, se encontró con 80 a 100 millones. No pudo desahogar,
por eso la creciente llegó a tener tantas proporciones, donde inundó a Santa
Lucía, a 25 de Agosto, a Aguas Corrientes y estuvo a 15 o 20 cm. de llegar
a las piletas de decantación, lo que hubiera sido gravísimo, por eso es la
necesidad del extremo cuidado que tendría que tener OSE.
También se habla de la suma del desagüe del río San José al llegar al
Santa Lucia totalmente desbordado, afirma Rodríguez. En cambio, han
habido instancias de llover 200 m.m. en Florida, pero el agua no alcanzó a
llegar al ramal 3 de la estación de AFE, lo que quiere decir que no vino
toda de golpe, aunque entiende que después que el agua pasa por arriba es
muy difícil controlarla, el asunto sería poder mantenerla.
Puntualizó estar convencido de que se podrían replantear mecanismos con
la esperanza de ayudar a mitigar crecientes tan grandes en Santa Lucía.
El nuevo presidente es conocedor sobre el nivel del Canelón Grande, el
que no se corta para tenerla llena porque de la represa para abajo hay
muchos productores que necesitan agua para su riego.

El concejal también aprovechó para preguntar sobre las 60 toneladas de
barros que OSE tira por día, problema que el nuevo jerarca conoce bien. En
este punto, Rodríguez le manifestó la posibilidad de que esos barros
sirvieran para rellenar las cercanas canteras de la Paz, que aunque posea
algunos químicos podría ser solucionable, todas ideas que fueron
escuchadas por el nuevo jerarca, remarcó.
En cuarentena, no incomunicados
La situación social actual ante la pandemia, ha llevado responsablemente al
distanciamiento social pero sólo de forma presencial, argumenta
Rodríguez. Los grupos de WhatsApp, los mensajes en las redes están muy
activas, como ocurre también con los vecinos de Santa Lucía ante
problemáticas actuales y las de siempre, como las crecientes, a
prácticamente un año del evento más grave del siglo. Son comprensibles
las dudas, ante la llegada de un nuevo invierno, con toda la incertidumbre
que significa.
Agrega que, tomando las prevenciones del caso, creyó oportuno como
concejal, retomar algunas gestiones cuando los tiempos apremian como el
caso de las crecientes en Santa Lucía y solicitar esa reunión.
Agregó que, movido por esa inquietud, entendió pertinente hablar con el
nuevo presidente de OSE, quien se comprometió a ir estudiando el material
para dar una primera respuesta en algunos días. Adelantó que vendrá a
Santa Lucía en cuanto pueda, pero afirmó que OSE es un organismo con
serios problemas desde hace años. La potabilización del agua,
acondicionamiento de redes, modernización de estructuras muy añejas,
reparaciones sobre reparaciones, saneamiento, todas obras a ser
financiadas. El cargo le ha significado “agarrar un fierro caliente”, con
muchas cosas a resolver, todas importantes y en todo el país, resaltó el
nuevo presidente de OSE Raúl Montero, que fue funcionario del ente y
jefe técnico del servicio descentralizado en Durazno. Esta experiencia y ser
vecino del departamento, lo hace un gran conocedor de los problemas de
las crecidas, para lo que se trabaja y se despliega muchos recursos
materiales y humanos, tratando de minimizar pérdidas, pero
lamentablemente es conciente de que son muchas familias que sufren.
Rodríguez finaliza ante quienes afirman que este encuentro habría tenido
carácter político, que si eso se entiende así, lo fue, porque la charla se dio
entre gente del Partido Nacional, pero que él no tiene ningún rédito
partidario. Ante un período que recién comienza, el afán ha sido el de
mejorar la gestión de OSE y de lo que compete a los vecinos de Santa
Lucía. Comparó reuniones de años anteriores, donde estaba muy presente
la política porque ante sus planteamientos, los jerarcas del Frente Amplio
nunca dieron contestaciones. Rodríguez, por lo tanto, defendió la

oportunidad de que a sólo 15 días de haber tomado funciones el nuevo
presidente, lo recibió. Montero tomó nota y se comprometió a que un
técnico hidráulicos de su confianza pueda ir revisando la documentación
que le acercó con informaciones recopiladas desde las gestiones del año
2009 hasta ahora, con los datos de crecientes , comportamientos, incluso de
forestación de la zona, lo que es mucha información, argumentó el
concejal.
En este encuentro logrado gracias a la intervención del Diputado Alfonso
Lereté, además de las inundaciones en Santa Lucía se trataron varios temas
relacionados a OSE para el departamento de Canelones, como turbiedad
del agua potable en algunas zonas, lodos en Aguas Corrientes. Arroyo Solís
Chico como fuente de abastecimiento y saneamiento en Costa de Oro.
Además del concejal Rodríguez, en este encuentro también estuvo presente
el presidente de la Liga de Fomento de Atlántida Daniel Cervini, que
también está buscando financiamiento para obras de saneamiento.
Y.S.

Compartir