Richard Píriz Jefe Destacamento de Bomberos de
Canelones, informó en Capital Noticias Canelones una
serie de recomendaciones ante la llegada del invierno.
Año a año se producen incendios a causa del uso que
cada uno hace de los diferentes elementos de
calefacción y en las condiciones en las que se
encuentra.
Píriz destacó que cada temporada del año tiene sus
complejidades. “Venimos saliendo de la temporada de
verano, en la cual nuestro principal enfoque fueron
los incendios forestales. Estamos entrando en la
época del invierno, el frio, donde la principal
problemática son los elementos de calefacción que
usa la población en general”. Para esto comenzaron
con la campaña de prevención para la estación que se
aproxima.
Se hace hincapié en los elementos de calefacción que
son tres los principales: las estufas a leña, estufas a
gas y estufas de cuarzo (halógenas).
Lo que se solicita del destacamento de bomberos es
realizar un mantenimiento previo de dichos
elementos antes de comenzar a utilizarlos.
Las estufas a leñas deben tener una limpieza de la
chimenea donde allí se deposita y acumula ditritos.
Las estufas a gas, un mantenimiento con un
profesional que limpie los paneles y controle el estado
de la misma. Por último, las estufas de cuarzo la
recomendación se basa en la parte eléctrica que esté
en buen estado y no se utilicen zapatillas, porque eso
perjudica el buen uso de corriente.
Píriz comentó que “en cualquiera de los casos es
importante mantener una ventilación en el hogar,
como una rendija de aire para que circule y entre
oxígeno. Cualquiera de los tres elementos consumen
oxígeno y también le añadimos nuestro consumo de
oxígeno”.
“Los calienta cama son un elemento que genera
mucho confort. Recomendamos que nadie duerma
con ningún elemento de este tipo encendido. Si
calentamos previamente la cama con el calienta cama
y al ingresar lo desenchufamos, no hay ningún tipo de
problema”, aconsejó el bombero.
A su vez remarcó que “lo más común en esta época es
la calefacción y el secado de ropa cuando hay muchos
días de lluvia, días grises y de poco sol, también en los

hogares que hay muchos niños aumenta la demanda
de ropa seca. La idea es evitar que se seque con estos
elementos y en caso de no existir otra opción y la
necesidad de secarlo, que tengan la precaución de
mantenerlo a una distancia prudente y siempre bajo
la supervisión de un adulto”.
El jefe enfatizó en la preparación del Cuerpo de
Bomberos para afrontar este tipo de situaciones.
Además, se adquirió dos flotas nuevas y también los
funcionarios, año a año, reciben capacitaciones.
Sadia Baudino

Compartir