Educacionista Gilda Caputi Grenno

Presente

De mi mayor consideración:

El 16 de julio celebramos los 99 años del Semanario El Pueblo  y también la calidad
informativa y el profesionalismo con los que EL PUEBLO ha forjado su reconocida
trayectoria en Santa Lucía, Departamento de Canelones y en el país.

El Semanario es sin duda un referente de información, análisis y opinión para
aquellos lectores interesados en la rigurosidad, exhaustividad y seriedad en el
tratamiento de las noticias.
Saludamos a todos los colaboradores del Semanario EL PUEBLO el cual nos
acompaña e informa a través de tantos años. Quiero destacar el compromiso que el
medio siempre ha demostrado por alimentar y mantener vivo el debate de ideas en
un marco de respeto por la libertad de expresión y la diversidad de pensamiento.

Acompañamos, reconocemos y valoramos el esfuerzo y compromiso con la
democracia, a partir del respeto irrestricto al derecho de información y la libertad de
prensa a lo largo de tantos años.

Ser “tribuna de doctrina” no ha sido una tarea sencilla y no lo es tampoco en esta
época. Cuando las pasiones tienden a dividir siempre es necesario un medio que,
manteniendo sus convicciones, acepte la opinión distinta y la ponga en debate con
sus lectores.

Festejamos junto a ustedes este nuevo aniversario de un Semanario que sigue
haciendo historia pensando en el futuro, reconfirmando su fuerte e histórica apuesta
al periodismo de calidad. Al festejar un nuevo año de nacimiento de esta tribuna de
doctrina hago llegar votos para que en el ejercicio del periodismo independiente y
comprometido en el solar, puedan continuar cumpliendo su rol en el fortalecimiento
de la República, en libertad y bajo la tutela de la Constitución que nos rige.

Deseo que continúen esta noble labor con la misma dedicación y compromiso que ha
caracterizado al Semanario durante estos años, haciendo portadora a usted estimada
Gilda de mi fraterno saludo para todo su equipo de trabajo que la acompaña en tan
delicada tarea.
Reciba mi cordial saludo y fuerte abrazo, extensivos a su querida familia.

Antonio Mario Alvarez Dieguez

Compartir